tendencias

Inspiración Montessori: Tendencias humanas

Tal día como hoy, hace 148 años, nacía Maria Montessori. Una mujer valiente y luchadora cuyo enfoque científico y mirada integral revolucionó el mundo pedagógico, una mujer cuyo legado y filosofía sigue sorprendiéndonos e inspirándonos hoy en día, a pesar del paso de los años.

Hoy, en celebración y agradecimiento a su gran legado, hablo de uno sus enfoques del que tal vez no se habla tanto aunque no por ello es menos importante: Las tendencias humanas.

Resultado de imagen de maria montessori

Una perspectiva global, natural, una educación cósmica… y una mirada, como siempre, cimentada en el amor. La base de esta gran pedagogía 😀

Como seguramente sabes, el niño, durante los primeros años de vida, trabaja para adaptarse a su entorno más inmediato. Necesita sentir que pertenece a la comunidad y, con este objetivo, su mente absorbente hace que tome la forma y costumbres de su ambiente. Y aunque al principio este contexto se limita al espacio tangible que el niño puede explorar y percibir sensorialmente, al acercarse a la niñez (6 – ­12 años, segundo plano de desarrollo) su necesidad de dominar el medio se expande ya no sólo a su ambiente sino hacia el mundo.

Como adultos, tenemos el poder y la responsabilidad de ofrecerle, entonces, una visión clara de la humanidad tratando de responder dos cuestiones fundamentales:

1) ¿Cómo funciona el mundo?
2) ¿Cómo afecta a la humanidad el funcionamiento del mismo?

Para ello deberemos procurar que el niño tenga la mayor cantidad posible de experiencias en el mundo exterior y acompañarlo, no con distante acción didáctica sino con el asombro y entusiasmo que, en realidad, la creación merece. Pero para transmitir este mensaje de respeto a la naturaleza deberemos, obviamente, reflexionar y sentirlo verdaderamente.

Seguramente habrás escuchado el gran trabajo interno que conlleva acompañar a los niños bajo la filosofía Montessori… y es completamente cierto e imprescindible. A continuación sólo un pequeño esbozo, una reflexión que impulsa, en parte, esa transformación vital 😉

Resulta interesante reconocer en el innato egoísmo de cada ser vivo, que trabaja en favor de su propia supervivencia, el servicio implícito que ofrece de manera que, inconscientemente, favorece la vida ajena. El intercambio de dióxido de carbono y oxígeno que se da entre los vegetales y las personas es tan sólo un ejemplo de esta “cadena de favores” que surge de manera espontánea; tomar conciencia de esta gran simbiosis global infunda, cuanto menos, admiración, agradecimiento y humildad, ¿no crees?

A esta gratitud por la naturaleza es necesario sumar también el amor por la humanidad en toda su plenitud: generaciones pasadas, presentes y futuras. Porque todo lo que hoy damos por hecho fue ideado y creado con esfuerzo de nuestros antecesores; porque en un mundo cada vez más globalizado todos servimos a todos de algún modo; y porque del mismo modo que los antepasados influyen hoy, nuestras actuaciones tendrán impacto en la sociedad futura.

Un adulto consciente de esto transmitirá, por lo tanto, no sólo cuán magnífico es el universo sino lo singular de cada individuo y sabrá hacer sentir a cada niño, lo extraordinario y maravilloso que es. Así, este sentimiento calará en el pequeño, de tal manera que ya no importará qué ideología o moda surja a lo largo de su vida, pues tendrá bases suficientes para juzgar los hechos bajo una mirada de amor por la creación y buscará ya no sólo su propio beneficio sino el de toda la comunidad.

El objetivo de esta educación para la paz es, pues, favorecer la autoconstrucción del niño y ayudarlo a adaptarse a las condiciones presentes atendiendo a su propio instinto y para ello, Montessori consideraba esencial satisfacer sus tendencias naturales. Las mismas que, en realidad, permitieron a la humanidad evolucionar desde sus orígenes hasta la actualidad, pues son imperturbables a las condiciones cambiantes y al paso del tiempo.

Estas inclinaciones son comunes en cualquier contexto ya que buscan cubrir las necesidades básicas, tanto físicas como espirituales, y se manifiestan durante toda la vida del individuo como potencialidades creativas:

  • Orientación: Tener un punto de referencia y un orden favorece tanto su armonía externa como interna.
  • Exploración: Ayuda a encontrar todo lo que requiere para satisfacer sus necesidades.
  • Observación / Abstracción: Gracias a su mente matemática analiza el entorno y a través de la inteligencia y el razonamiento imagina algo que no existe pero que cree de utilidad.
  • Trabajo: El cuerpo se pone al servicio de la mente para llevar a cabo aquello que ha ideado.
  • Autoperfección: La curiosidad y la experimentación persiguen la eficiencia y a través de la repetición se aproxima a la perfección.
  • Autocontrol: Para dominar el ambiente es necesario primero dominar su propio cuerpo.
  • Comunicación: Imprescindible para transmitir la información y el conocimiento.

La lista se completa sumando la inclinación hacia lo artístico y lo espiritual, incluyendo el cuestionamiento de la propia existencia junto a la necesidad de sociedad y sentimiento de pertenencia a la comunidad.

Cabe destacar que, aunque estos impulsos se dan de manera inconsciente y espontánea, los obstáculos pueden debilitarlos o desviarlos. Ejemplo claro es el hecho de que nuestra sociedad esté cada vez más desconectada de la naturaleza, más deshumanizada e incluso perdida en la pobreza espiritual. Por tanto, la misión de los ambientes Montessori es reconocer estas tendencias naturales para retomarlas, respetarlas y responder a ellas con el fin de que cada niño desarrolle al máximo su propio potencial.

Seguramente conoces una famosa canción de Macaco que dice… “Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber…” Estoy segura de que Maria Montessori estaría completamente de acuerdo con ella y ya que estamos de celebración, le doy al play y me alejo bailando 😛

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest
sorteo tabla curva

Sorteo: Tabla curva Wobbel

Hace mucho que no hacíamos ningún sorteo y la verdad es que nos venía apeteciendo… así que, oye, por qué esperar un aniversario o evento especial pudiendo celebrar hoy mismo que, a pesar de haberse hecho de rogar… justo a tiempo y super puntual, por fin… ¡¡Ha llegado el verano!!

El curso está a punto de acabar y es el momento de que los peques disfruten (todavía más) del juego dentro y fuera (sobre todo fuera :P) de casa. Y el material que estamos sorteando resulta ideal para ambos casos… ¿Conoces la tabla curva Wobbel?

Estoy casi segura de que sí, y de que si no la tienes ya, en casa estáis deseando contar con ella… Así que con toda la ilusión queremos regalar a una familia este material tan sencillo como polivalente.

No quiero alargarme demasiado (Ni tengo tiempo, la verdad…. cosas de la bi-maternidad XD) pero, por si tienes dudas sobre los posibles usos de este simple trozo de madera curvada, me gustaría decirte solo algunas de las ideas que hemos pensado y/o llevado a cabo nosotros con ella: Equilibrios individuales, equilibrios en pareja, hamaca balancín, banco para sentarse, escalón para llegar más alto, tobogán, pista para los coches, barricada – escondite, hemos hecho función de títeres detrás de ella, mesa de apoyo para escribir y/o dibujar, puente para los coches, puente para pasar por debajo (o por encima), base para juego y construcciones, red intermedia para pasar la pelota por encima (y por debajo), experimentación del efecto del movimiento con una esfera (o cualquier otro objeto), pista de despegue de aviones (hasta el infinito y más allá XD), hacer yoga…

Como ves, un material cuya sencillez es directamente proporcional a las posibilidades de juego que ofrece. Ya sabes, cuánto menos hace un juguete, más hace la imaginación del niño 😀 ¡Y una puede ser para tu familia!

¿Te animas a probar suerte? Fácil, como siempre 😛

Las condiciones para participar

  • Para poder participar en el sorteo hay que ser fan de nuestra página de Facebook y/o en Instagram
  • La participación se consigue dando “Me gusta” a la publicación de éste sorteo en nuestra página y compartiéndola a través de Facebook o Instagram. (¡Atención! Es importante que al compartir la publicación lo hagas en modo “Público” ya que de lo contrario es posible que no podamos verla en tu muro si resultas finalmente ganador)
  • El sorteo se dará por finalizado el sábado, 30 de junio de 2018 a las 20:00h.
  • Una vez finalizado el plazo, se escogerá el ganador de forma aleatoria y se comprobará que cumple los requisitos de participación (SER FAN, ME GUSTA Y COMPARTIR). Si el ganador no cumple alguna de las condiciones se procederá a escoger un ganador reserva de igual forma.
  • Como por normativa de Facebook no podemos publicar el nombre ganador en la red, etiquetarlo ni contactar con la persona mediante mensaje (Si no ha comentado la publicación), su nombre se publicará en este mismo artículo y se notificará en Facebook para que podáis entrar a consultarlo aquí. Si eres el/a ganador/a tendrás que ponerte en contacto con nosotros para acordar la entrega.
  • El envío está incluido para península. Se aceptan participantes de Baleares y Canarias, sin embargo los portes se excluyen del premio en ambos casos.

 

Y el nombre ganador es…

¡Alba García Quirante!

¡Felicidades! Si eres tú contacta con nosotros para enviarte tu tabla curva 🙂

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

 

facebookpinterest
Angry child

Criar con respeto: De chantajes y besitos

Un día, en una cafetería, le dije a mi abuela que se levantara y le diera un beso a un señor que entraba por la puerta. Me lanzó su mirada más acusadora, puso su mano en la sien (al puro estilo: estás majareta) y muy seria me contestó: ¿Pero tu que estás diciendo? ¿Como le voy a dar yo un beso a un tipo que no conozco de nada? (Ella, que además, es muy recatada XD)

Claro, no pilló el sarcasmo en mi exigencia y casi se ofendió. En realidad, justo el hecho de que no lo entendiera a la primera y se lo tomara en serio, mostrando así su respuesta más natural y sincera, hizo que me sintiera aún más segura de lo que trataba de demostrarle.

Entonces se lo expliqué: ¿Y por qué le insistes tanto a la niña (que no tenía entonces ni 3 años) de que salude con un beso a alguien a quién ella ha dicho ya varias veces que no quiere?

Bueno, ella se defendió alegando que no era lo mismo, porque aquella persona era de la familia, sin profundizar ni entender que para la peque era, de todas formas, casi un desconocido. Así que en fin, no sé si le convencieron del todo mis argumentos… pero había conseguido mi objetivo: que dejara de insistirle a Noa.

Y es que resulta sorprendente la cantidad de situaciones en que los adultos, sin darnos cuenta y casi siempre con buena intención, tratamos de manipular la voluntad de los niños.

Justamente ese típico escenario de saludos y besitos suele presentarse como uno de los más recurrentes a la manipulación bajo el pretexto de que deben aprender normas sociales o simplemente por tratar de evitar una situación embarazosa con una tercera persona. Pero los niños no entienden de “postureo” ni convencionalismos… Ellos son emocionales, transparentes, sinceros. Así que si algo no les apetece o les disgusta, lo dicen o demuestran claramente y chimpum.

El problema es nuestro, de los adultos, que nos cuesta un mundo aceptar su respuesta si no es la que a nosotros nos conviene, así que consciente o inconscientemente abrimos la veda a cualquier tipo de amenazas y chantajes con tal de conseguir nuestro objetivo…

EJEMPLO REAL: Dame un besito o te quito el juguete. (Sí, se dice con una sonrisa, es una broma pero ella no la entiende y dubitativa, casi accede a la petición…)

OTRO EJEMPLO REAL: Yo he escrito a los Reyes Magos, si no me das un besito, el año que viene no les escribo… tus primos tendrán regalos y tu no. (ZASCA 🙁 Y con los Reyes hemos topado ¬¬)

¡Qué exagerada! ¡No es para tanto! Puede que estés pensando… por eso hoy quiero exponer algunas razones por las que este tipo de prácticas en un campo tan íntimo como es el contacto físico resultan inapropiadas e incluso peligrosas aunque, sinceramente, solo el gesto de su cara cuando se encuentra en estas situaciones me da suficientes y contundentes motivos para convencerme de lo inconveniente que resulta:

1) Para ellos es más que un acto social

Para los niños, los besos y abrazos son muestras de amor real, no los dan porque toca sino porque lo sienten ¿Y no es precisamente eso lo que los hace tan especiales? ¿No te parece triste empañar y corromper algo tan natural y sincero?

2) Merecen respeto

No solo porque debería ser nuestra prioridad respetar sus emociones y su forma de ser, sino porque el hecho de hacerlo y acompañarles en su propio camino sin tratar de manipularlo hará que se sientan más seguros de si mismos, confíen en su instinto y aprendan a reconocer y validar sus sensaciones, en lugar de asimilar que lo correcto es esconder lo que sienten para no disgustar a los demás.

3) Su voluntad está en pleno desarrollo

Voluntad: Capacidad humana para decidir con libertad lo que se desea y lo que no.

Es evidente que los niños no nacen con esta capacidad sino que la van adquiriendo a medida que crecen. Justamente cuando su voluntad comienza a abrirse paso es cuando suelen aparecer eso que conocemos como rabietas y/o luchas de poder… ¡Claro! Están descubriendo que pueden decidir por ellos mismos y tienen que entrenar su nueva habilidad, una y otra vez, una y otra vez… (Mientras los papis entrenamos la paciencia una y otra y otra vez xD)

Claro que los adultos queremos que nuestros hijos tomen buenas decisiones y precisamente por el miedo a que se equivoquen a menudo les obligamos, chantajeamos o amenazamos con tal de que decidan hacer lo que nosotros sabemos (o creemos) que es lo más conveniente. Pero, ¿Es realmente esa la manera correcta de favorecer su buena voluntad o simplemente dejamos a un lado su voluntad para imponer la nuestra?

Seguramente lo que más nos gustaría es que nuestro peque se convierta en esa persona capaz de decidir y decir con libertad lo que desea y lo que no, sin sentirse reprimido, ¿verdad? Lo más coherente parece, entonces, acompañarles cuanto nos sea posible en sus decisiones, ¿No crees?

4) Aprenden a poner límites

Si respetamos su decisión a negar un beso o un abrazo aprenden que tienen derecho a decir que NO a algo que no les apetece o que les disgusta en lugar de aceptar el hecho y resignarse por que es lo que toca. Hablamos de besos y abrazos, pero ¿Te gustaría que tu hijo/a no tuviera el valor de demostrar asertivamente que algo les incomoda o molesta cuando, por ejemplo, otro peque le insultara o le pegara y simplemente se conformase?

5) Son dueños de su cuerpo

Al hilo de lo anterior, es de vital importancia que entiendan que su cuerpo es suyo y solo ellos deben decidir sobre él. Si, como padres, obligamos a nuestros hijos a ofrecer muestras de afecto que no sienten en realidad corremos el riesgo de que lleguen a la conclusión de que su cuerpo no les pertenece tanto como parece y de que otras personas tienen también derecho a decidir sobre él. Es por esto que, lamentablemente, pueden resultar niños más expuestos y vulnerables a sufrir un abuso.

6) Merecen nuestra empatía

Sí, el mundo de los niños nada tiene que ver con el de los adultos. Nuestras prioridades son distintas, pensamos diferente y no sentimos igual… de hecho, a menudo lo que para nosotros es una tontería para ellos resulta todo un drama y es por eso que nos cuesta tanto, a veces, empatizar con ellos y sus necesidades.

Sin embargo, merece la pena que hagamos el esfuerzo real de ponernos en su lugar, volver un poco a nuestra infancia e intentar sentir y pensar como lo hacen ellos porque seguro que bajo esa nueva perspectiva nos sentimos más capaces de acompañarles como se merecen.

¿Y los modales?

Sí, en nuestra sociedad darse besos es el saludo más habitual y probablemente tu hijo/a acabará aprendiéndolo e integrándolo en su comportamiento social (no olvides que los adultos somos su ejemplo y si es lo que ve, es lo que previsiblemente repetirá).

Pero si, mientras tanto, niega los besos al llegar a un sitio o despedirse, puede ser una buena idea dialogar y buscar algún otro tipo de saludo con el que se sienta más cómodo/a. Dar un apretón de manos, decir simplemente hola y adiós o incluso mediar de gestos para saludar o besar en la distancia pueden ser un ejemplo de ello.

Por último, en casa nos parece una buena idea simular las situaciones mediante juegos de rol de manera que integre, practique o incluso planee distintas alternativas hasta dar con el modo en que se sienta más cómoda para integrarla y llevarla a cabo de forma más segura en la próxima oportunidad 😀

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

 

facebookpinterest
IMG_0413

DIY: 8 ideas para jugar con recortes de Goma Eva

Hace casi 12 semanas que hicimos esta actividad por primera vez en casa. La preparé una noche y a la mañana siguiente estuvimos jugando tan tranquilamente… Lo que no sabíamos es que aquella misma tarde estaríamos corriendo al hospital para dar la bienvenida al pequeño Naim 😀

Desde entonces ando con muchas ganas de contaros cositas en el blog, entre ellas este genial recurso, aunque eso… muchas ganas y poco ningún tiempo desde que somos uno más en la familia jeje

Por suerte, poco a poco vamos reencontrando cada uno nuestro lugar y adaptándonos a las nuevas rutinas así que, ahora que encuentro un hueco y puedo retomar el blog, no se me ocurre mejor manera de “re-inaugurar” que trayéndote estas ideas de juego con formas de Goma Eva que aquel intenso y feliz martes se quedaron en el tintero 😉

Necesitaremos

  • Láminas de Goma Eva
  • Tijeras
  • Una bandeja o recipiente con agua

Preparación de la actividad

Muy sencillo: Sólo hay que dejarse llevar por la imaginación y hacer recortes en distintas formas, tamaños y colores 😉

FullSizeRender

De hecho, en función de la edad de tu peque, este puede ser otro paso en el que podrá participar favoreciendo así su motricidad fina al recortar y, por supuesto, su creatividad.

En muchas secciones de manualidades también venden Goma Eva en formas ya predefinidas (mariposas, flores, corazones, estrellas, etc.) que podéis aprovechar e incluir en la actividad si queréis.

Funcionamiento de la actividad

maletin-magnetico-geoformas

El resultado es algo similar a los puzzles magnéticos que incluyen distintas piezas con formas para poder replicar o inventar creaciones, como éste que también puedes encontrar en nuestro escaparate. Pero, ¿Cómo y dónde se adhieren nuestras formas de Goma Eva?

La propiedad del material hace que pueda mojarse sin estropearse y que, una vez mojado puedas adherirlo a una superficie vertical de cristal (como una ventana) sin que se caiga. De nuevo algo muy simple pero muy molón, ¿no crees? 😀

Ideas de juego

A continuación hago una pequeña lista de ideas de juego que además de entretenimiento  favorecen a su vez distintos aprendizajes:

1) Replicar figuras: Ya que hablábamos del puzzle magnético, la primera idea es preparar anteriormente distintas creaciones a las que hacer fotos e imprimirlas como tarjetas para que el peque trate de replicarlas. Una actividad que favorece la atención y el razonamiento lógico-matemático.

2) Inventar creaciones: Al más puro estilo de juego no estructurado, sin pautas ni límites, juntar formas para crear nuevos objetos, paisajes y personajes. Ideal para trabajar la creatividad y la imaginación.

3) Crear historias: Aprovechar las formas para ilustrar historias, pueden ser cuentos ya conocidos o inventar sobre la marcha y según surjan los paisajes. De nuevo trabajamos la imaginación y creatividad, además del vocabulario.

4) Trabajar las emociones: Propiciar el diálogo sobre las emociones siempre es positivo, así que también aquí se presenta una buena oportunidad para la educación emocional. Se pueden crear diferentes caras que simbolicen distintos sentimientos (alegría, tristeza, enfado…) y hablar de situaciones que nos hacen sentir de ese modo, por ejemplo.

* Eso sí, que el gorrito no le falte XD *

5) Clasificar: Poner orden por el simple placer de ordenar 🙂 Sin duda todos los niños pasan por el período sensible de clasificación, un trabajo que favorece su concentración, su pensamiento lógico-matemático e incluso su propio orden interno. Según la etapa pueden clasificar por colores, formas y/o tamaños.

6) Introducir vocabulario: De nuevo según la etapa podemos aprovechar para trabajar vocabulario, ya sea en el idioma materno u otra lengua que queramos enseñarle. Podemos mostrar los colores, las propiedades (grande, pequeño, más alto que, etc) o el nombre de las figuras geométricas, por ejemplo.

7) Números, conteo y aritmética básica: Si entre los recortes introducimos los símbolos pack-108-figuras-goma-eva-adhesivos-letras-y-numerosnuméricos, puede trabajarse su identificación y asociarlos también a la cantidad que simbolizan mediante la agrupación de formas iguales (por ejemplo, círculos pequeños). Del mismo modo

pueden emplearse para hacer primeras operaciones como sumas y restas sencillas e incluso se me ocurre hacer rectángulos de distintas longitudes y colores al estilo “regletas” para llevarlas a cabo bajo esa técnica.

8) Lectura y escritura: En la misma linea del anterior, si contamos con recortes en formas de letras, podemos trabajar de una manera muy sensorial y divertida el reconocimiento de sus sonidos, su forma o en una etapa más avanzada formar y/o leer palabras o frases.

En fin, seguro que se te ocurren (y de repente surgen) muchas más cosas que hacer con este material y, de hecho, más allá de las 8 ideas de trabajo con formas de Goma Eva al estilo puzzle magnético casero que te he dejado, hay otras tantas formas de trabajo con este material, como por ejemplo hacer agujeros en las piezas y ensartarlas con un cordón, utilizarlas como plantillas para crear dibujos en un papel o un sin fin de manualidades que seguro Pinterest te puede chivar 😉

Además, resulta un material resistente que podemos guardar aun después de mojado por lo que el pequeño esfuerzo en la preparación inicial resulta sin duda recompensado por las muchas veces que puede reutilizarse si lo tratamos con más o menos cuidado 😀

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

 

facebookpinterest
Estampillas Montessori: Aprendiendo a sumar y restar (con imprimible)

Estampillas Montessori: Aprendiendo a sumar y restar (con imprimible)

Seguro que ya sabes que una de las piezas clave del método Montessori son sus materiales,  pero a pesar de lo que muchos piensan, estos resultan solo ser el complemento perfecto en un conjunto cuyos cimientos imprescindibles son un adulto preparado que sepa acompañar al niño y un ambiente adaptado donde el pequeño pueda desenvolverse con libertad y autonomía.

Sea como sea, no es de extrañar que cualquiera que profundice un poco en los materiales que Maria Montessori creó para facilitar el aprendizaje en sus aulas quede prendado no solo por sus ideas sino por la fantástica red de materiales pedagógicos que se entretejen y complementan entre ellos de una manera casi milagrosa para acompañar al alumno en su total aprendizaje.

Existen muchos materiales Montessori que merecen un hueco en el blog, y espero poder ir contándote acerca de ellos, pero como por alguno debía empezar he optado por el juego de estampillas Montessori, un material presente en casa de niños (3-6) y Taller 1 (6-9) para trabajar matemáticas, en concreto la aritmética básica (sumas, restas, multiplicaciones y divisiones) y probablemente menos conocido que otros iconos de la filosofía como pueden ser la torre rosa o los listones matemáticos.

Mi experiencia al conocer este material (en el curso de Celine Hameury) fue de sorpresa y, lo confieso, un poco de indignación… ya que me parece un modo tan tangible y lógico de aprender que me entristece que en la mayoría de las escuelas desperdicien este genial recurso y sigan recurriendo al pensamiento abstracto para explicar las matemáticas.

Para no hacer un post demasiado largo y pesado, hoy te muestro como utilizar este material para hacer sumas y restas poniendo 3 ejemplos distintos para cada una de ellas. Espero saberme explicar ya que entre tanta ficha y tanta foto, tal vez escrito parezca más complejo de lo que es en realidad.

DESCRIPCIÓN DEL MATERIAL

El juego de estampillas Montessori está formado por una caja compartimentada en la que se incluyen distintas piezas de madera identificadas como unidades, decenas, centenas y miles, además de algunas otras fichas y piezas que complementan el conjunto.

Para poder utilizarlas, es recomendable contar con un tapete que facilite y delimite el espacio en el que realizar las operaciones. En mi caso he hecho un imprimible tamaño DIN-A3 que puedes descargar aquí, junto a otro con los signos aritméticos que tienes también aquí.

Por supuesto, este es un material que permite un montón de adaptaciones caseras, se me ocurre un DIY asumible aunque algo trabajoso replicando con piezas de madera talladas y hechas a mano, aunque también veo opciones viables pintar piedras, tapones, o incluso imprimir las fichas y plastificarlas, en cuanto a esto, ya sabes… creatividad al poder 😉

VAMOS CON LAS SUMAS

Ejemplo 1: Suma básica

La primera suma que nos encontramos es 2470 + 1225. Vamos a colocar cada ficha en su lugar, empezamos por la primera cifra: 2470. Comenzamos por los miles, ponemos dos fichas de 1000.

A continuación, colocamos 4 fichas de 100 en la columna de las centenas.

Luego 7 fichas de 10 en la columna de las decenas, y como en las unidades hay un 0, lo dejamos vacío. Ya tenemos nuestro primer número formado: 2470.

Hacemos exactamente lo mismo, debajo, con la segunda cifra: 1225.

Ya lo tenemos todo listo, añadimos los signos y vamos a por el resultado. Se trata simplemente de juntar en la parte inferior todas las fichas de una misma columna, empezando por las unidades.

Bajamos las fichas de las decenas.

Las centenas…

Y por último bajamos los miles. Así de fácil obtenemos ya nuestro resultado y podemos apuntarlo en nuestra hoja de ejercicio fijándonos en cuantas fichas hay de cada en su columna correspondiente: 3 de mil, 6 de cien, 9 de diez y 5 de uno. El resultado es 3695.

Ejemplo 2: Suma con llevadas

 En el segundo ejemplo debemos sumar 6493 + 2319, esta operación presenta un nuevo reto, las llevadas, pero vas a ver qué sencillo se entiende todo gracias a este material. Preparamos la operación colocando las dos cifras siguiendo los pasos ya aprendidos en el ejemplo anterior.

Y del mismo modo que en el ejemplo anterior, unimos las fichas de cada columna en la parte inferior del tapete.

Aquí es donde debemos darnos cuenta de que en algunas columnas hay más de 10 fichas del mismo tipo, que podremos transformar, conociendo las equivalencias, en una ficha de la columna contigua. Vamos con las unidades: hay 12 fichas de 1, lo cual implica que podemos sacar 10 fichas y cambiarlas por una ficha de las decenas, que cogeremos de la caja para añadirla a la columna correspondiente.

Volvemos a fijarnos, resulta que en la columna de las decenas hay 11 fichas, así que repetimos la operación anterior: cambiamos 10 fichas de 10, por una de 100 que colocaremos en la columna de las centenas.

Y ahora sí, tenemos nuestro resultado: 8812.

 Ejemplo 3: Suma con valores 0

Vamos con el último ejemplo de las sumas: 1355 + 2245, preparamos de nuevo la operación y la resolvemos tal y como hemos aprendido.

La diferencia que reside en este resultado es que al quitar 10 fichas de la columna de unidades, nos quedamos sin fichas en esa columna, por lo que podemos dejarla vacía o poner una ficha redonda para representar el 0.

Vuelve a pasar lo mismo con las decenas, así que repetimos operación: cambiamos 10 fichas de diez por una centena y ponemos una ficha de valor 0 en la columna de las decenas.

Ya no hay más fichas que cambiar, así que no queda más que anotar nuestro resultado para finalizar el ejercicio: 3600.

 

VAMOS CON LAS RESTAS

Ejemplo 1: Resta básica

El procedimiento para las restas es similar aunque algo distinto al de las sumas. En nuestro primer ejemplo debemos restar 4533 – 1221. La primera diferencia reside en que no debemos colocar las dos cifras en el tapete sino comenzar tan solo por la primera. En nuestro caso: 4533.

Una vez preparada la primera cifra, lo que debemos hacer es sustraer de cada columna la cantidad de fichas correspondientes a la misma columna de la segunda cifra. Vamos a verlo más gráficamente que dicho así suena muy complicado 😉

La cifra que resta es 1221, por tanto, comenzando por las unidades, debemos quitar 1 ficha de uno. Podemos sacarla fuera del tapete, ponerla en la parte inferior o devolverla a la caja, a gusto del operador 😛

Continuamos con las decenas, de las que debemos sacar 2 fichas.

Procedemos de igual manera con las centenas (de las que quitamos 2 fichas) y con los miles (de los que quitamos una ficha).

Para terminar la operación, bajamos las fichas que quedan en la parte superior del tapete a la parte inferior del mismo y anotamos el resultado: 3312. Ha sido fácil ¿no?

 Ejemplo 2: Resta con llevadas

Nuestro segundo ejemplo, 5531 – 4749, presenta una nueva complicación: de nuevo las llevadas. Pero como ya sabemos trabajar las equivalencias y cambios, vamos a ver lo sencillo que resulta llegar al resultado. Antes, como no, debemos preparar la operación, colocando las fichas correspondientes a la primera cifra.

Cuando tratamos de quitar 9 fichas de la columna de las unidades nos encontramos con que en esa columna tan solo tenemos una ficha. Así que lo que hacemos es coger una ficha de la columna siguiente (en este caso las decenas) para cambiarla por 10 unidades, que pasarán a la columna correspondiente.

Ahora ya tenemos suficientes fichas en la columna de unidades para poder sustraer 9 que sacamos del tapete y devolvemos a su caja. Podemos ya bajar a la parte inferior el resultado de las unidades.

Con las decenas vuelve a pasarnos lo mismo, necesitamos sacar 4 fichas pero nos encontramos con que solo tenemos 2, así que procedemos del mismo modo que anteriormente. Transformamos una centena en 10 fichas de decenas que colocadas en su columna nos permiten ya sustraer las 4 que necesitamos.

Y repetimos operación con las centenas, dado que tenemos que quitar 7 de donde sólo tenemos 4.

Solo queda la columna de los miles, donde tenemos 4 fichas, exactamente las mismas que debemos quitar, por lo tanto esa columna quedará vacía o con la ficha simbólica del 0 y ya tenemos nuestro resultado: 782.

Ejemplo 3: Resta con valores 0

Este tercer y último ejemplo de restas, 3227 – 1327 no presenta complicación alguna, puesto que el procedimiento es tanto o más sencillo que en el mismo caso de las sumas. Preparamos la operación.

De la columna de unidades debemos quitar 7 fichas, exactamente las mismas que hay, así que a la parte inferior bajaremos la ficha que representa el valor 0.

Lo mismo sucede con la columna de las decenas, de donde debemos sustraer dos fichas, las únicas dos que hay.

Con las centenas hacemos un recordatorio de lo que hemos trabajado en el ejemplo anterior. No tenemos suficientes fichas para sacar las 3 que corresponden, así que cambiamos un millar por 10 centenas para poder continuar con la resta.

Por último quitamos una ficha de la columna de los miles y anotamos el resultado: 1900.

Soy consciente de que explicado así puede parecer algo confuso y denso, pero te aseguro que si tienes la oportunidad de trabajar con el material a la vez que consultas la explicación todo resultará mucho más claro y sencillo. Como siempre, trabajarlo de manera manipulativa ofrecerá grandes ventajas 😉

Personalmente, este juego de estampillas me entusiasma por su sencillez y por que, aún fuera de las escuelas Montessori, me resulta un genial recurso y apoyo para los niños que estén trabajando este tema en las aulas tradicionales 😀

Como te decía al principio, este material permite también la implementación de multiplicaciones y divisiones básicas, algo que quiero explicarte en un post que complemente a este, así que si estás interesado/a, no te vayas muy lejos 😛

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

 

facebookpinterest
Experimentos ciclo del agua

DIY: 3 Experimentos para trabajar el ciclo del agua

Hace poco en un paseo con la peque surgió una de esas preguntas que suele lanzar en tono despreocupado: ¿Mama, por qué llueve? Y es que el cielo gris lleva varios días haciéndonos compañía, dejando a veces algo de llovizna y algún que otro chaparrón.

Como vi que, a pesar de su pregunta, no estaba para nada interesada en una larga explicación… solamente le contesté que habían muchas nubes en el cielo y dejé el tema abierto, así que aprovechando el clima que ya invita a las actividades caseras decidí tratarlo con algunos experimentos que le resultaran más interesantes que mis razonamientos improvisados.

Ella aún no ha cumplido 3 años y he de decir que, aunque los experimentos le encantan, la atención y comprensión de las explicaciones son todavía algo limitadas así que no pretendí hacer ninguna clase magistral sobre el ciclo del agua ni profundizar demasiado sobre el tema, simplemente traté de ofrecer una actividad estimulante que a mi me permitiera hacerle una breve introducción y a ella disfrutar de la manipulación y la experiencia sensorial, que es lo que realmente le gusta e interesa por ahora.

Estoy segura de que más adelante, cuando surja un interés más profundo sobre la lluvia, repetiremos estas sencillas actividades que permiten acompañar tan gráficamente a la explicación.

Mientras tanto te dejo nuestra experiencia y la explicación de 3 experimentos ideales para trabajar y comprender el ciclo del agua 🙂

EXPERIMENTO 1: LLUVIA EN UN TARRO

Materiales

  • Agua
  • Colorante (opcional)
  • Un recipiente transparente
  • Un plato o tapadera para el recipiente

Desarrollo de la actividad

Como ya he comentado, sus intereses actuales están mucho más centrados en la manipulación, la experiencia sensorial y el perfeccionamiento motriz que en las explicaciones cientificas… es por esto que me limité a indicarle las instrucciones y a cederle a ella la preparación de esta actividad de manera que pudiera trabajar en sus verdaderas necesidades e intereses. Así pues, comenzó tiñendo y calentando el agua.

Después trabajó la coordinación y la práctica de trasvases para pasar el agua al recipiente con el que desarrollamos la actividad. Y me sorprendió de nuevo con su capacidad de observación cuando pidió que me fijara en que el agua, cuando estaba en la cuchara naranja, se volvía verde 😀

Una vez todo listo, lo llevamos a la mesa dónde pusimos la tapa de manera que sobre ella pudieramos poner algunos cubitos de hielo.

Así de simple y sencillo, ya estaba todo listo y solo quedó observar y esperar a que la lluvia comenzara a caer.

La explicación es muy sencilla y los resultados del experimento la acompañan a la perfección: Cuando el agua (del mar, por ejemplo) se calienta debido al calor del sol, el agua se evapora y se forman las nubes en el cielo. Cuando allí arriba se enfrían, el vapor se condensa y cae en forma de lluvia, llegando de nuevo a la tierra, o en nuestro ejemplo, el mar 😉

EXPERIMENTO 2: LLUVIA DE COLORES

Materiales

  • Agua
  • Espuma de afeitar
  • Colorantes
  • Pipetas, jeringuillas, etc.
  • Recipiente transparente
  • Vasos

Desarrollo de la actividad

Este ejercicio no ofrece concretamente una explicación gráfica, como la anterior, para los acontecimientos del ciclo del agua pero presenta una buena excusa para hablar sobre la lluvia también y de cualquier modo a los más pequeños les encantará ver caer sus colores y mezclas.

Tan solo se trata de poner la espuma, que simboliza una nube, en la parte superior de un recipiente lleno de agua y con ayuda de utensilios como jeringuillas o pipetas ir dejando caer agua de otros colores, que atravesará la espuma y caerán flotando a través del agua transparente dibujando una bonita escena de lluvia al caer.

Nosotras aprovechamos la ocasión para trabajar de nuevo la coordinación, la motricidad y el orden de secuencias tan necesario para utilizar con precisión y acierto una jeringuilla.

Experimentos ciclo del agua

EXPERIMENTO 3: EL CICLO DEL AGUA EN TU VENTANA

En esencia es el primer experimento pero hecho en una bolsa hermética que colgaríamos de una ventana donde diera el sol para que, de esa manera, se produzca el calentamiento del agua y todo fluya de manera algo más lenta pero mucho más natural. Además como acompaña el ejercicio con dibujos sobre la bolsa que representan el ciclo del agua resulta mucho más comprensible para el niño interesado. Te dejo el link externo en el que encontré la idea en Pinterest 😉

Experimentos ciclo del agua

Particularmente, esta idea me pareció genial, aunque dedidí posponerla para más adelante por parecerme que precisa de una mayor atención y paciencia de las que actualmente dispone Noa, además de la poca interactuación que precisaría por su parte, cosa que por ahora es requisito indispensable.

Y HABLANDO DE EXPERIMENTOS…

Ya que estamos con ensayos y mejunjes varios, no se me ocurrió mejor manera de terminar estos ejercicios dejándole hacer sus mezclas e inventos, a su aire y sin pretensiones, lo que en casa conocemos por “guarradas” XD … Y el resultado fue un buen rato de concentración, trasvases y juegos, vamos, todo un éxito, como no podía ser de otro modo 😛

Experimentos ciclo del agua

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest
BLW friendly: Espaguetis a la bolognesa vegana

BLW friendly: Espaguetis a la boloñesa vegana

Su aspecto es, como ves, similar a la boloñesa tradicional y su sabor es igualmente estupendo con la ventaja de integrar vegetales, mucho más saludables que la habitual carne roja de la cuál, como ya sabrás, no conviene abusar.

De cualquier modo y más allá de dietas omnívoras, vegetarianas o veganas, todas ellas igualmente respetables, esta receta me parece una opción genial para aumentar la ingesta de verduras o sencillamente para variar los platos más comunes en nuestra mesa ya que, precisamente la pasta permite multitud de variantes deliciosas y saludables.

Ya hace meses publiqué una receta muy similar en ingredientes aunque con distinta preparación: Espirales con tomate y coliflor.

La de hoy puede que me guste incluso más debido a que mantiene una textura más similar a la boloñesa por lo que, sí no lo has hecho aún, te invito a que probéis este rico y sano plato apto para toda la familia 😉

Ingredientes (2 raciones y 1/2)

  • 325 gramos de espaguetis (mejor integrales)
  • 500 gramos de tomate triturado o frito
  • 250 gramos de coliflor
  • 1 cebolla mediana
  • 1 zanahoria
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Albahaca
  • Sal (Evitarla para los menores de un año y moderarla para el resto)

Paso 1: Picamos la cebolla

Paso 2: Sofreímos la cebolla

BLW friendly: Espaguetis a la bolognesa vegana

Cocinamos la cebolla en una sartén con aceite a fuego medio durante unos 5 minutos.

Paso 3: Rallamos la coliflor

Paso 4: Rallamos o troceamos la zanahoria

BLW friendly: Espaguetis a la bolognesa vegana

Paso 5: Cocinamos la coliflor y la zanahoria

Agregamos las verduras a la sartén y cocinamos durante unos 10 minutos (o hasta que esté al gusto) a fuego medio, preferiblemente con la sartén tapada.

Paso 6: Agregamos el tomate

BLW friendly: Espaguetis a la bolognesa vegana

Agregamos la salsa de tomate y cocinamos durante otros 5 minutos. Podemos salpimentar e incorporar las especias en este momento.

Recuerda que si tu bebé tiene menos de un año conviene apartar su salsa antes de agregar la sal.

Paso 7: Cocinamos la pasta de la manera habitual

Paso 8: Servimos

BLW friendly: Espaguetis a la bolognesa vegana

¿Te apetece? Si te animas a hacer esta receta, te invito a que me mandes los resultados, versiones y experiencia de los peques con este plato.

Recuerda que, coma cuanto coma tu peque hoy (mucho, poco o nada), la hora de la comida debe ser un momento agradable en familia, confía en su autorregulación y disfruta de esta etapa de exploración y aprendizaje que le aporta mucho más que nutrición 😉

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest
DIY: Lampara de lava casera

DIY: Lámpara de lava casera

Burbujas que suben y bajan en un baile de color incesante y relajante, está claro que tienen algo hipnótico que atrae las miradas de pequeños y mayores así que no nos hemos podido resistir a fabricar nuestra propia lámpara de lava casera.

Vale, la nuestra no dura tanto como las que venden… el ratito de hacerlo y ya, pero para compensar el pequeño contra te diré que, como todos los DIY y experimentos tiene un montón de otras ventajas que sí juegan a su favor, empezando por la satisfacción que siempre da el conseguir las cosas por uno mismo 😀

Además, es una actividad apta en un amplio rango de edad ya que, en función de la misma (y de los intereses del pequeño, claro), proporcionará la adquisición de unos u otros conocimientos y aprendizajes.

Mientras los más pequeños tendrán la oportunidad de practicar trasvases, trabajar colores, concentraciónexperimentación sensorial, los más avanzados podrán dar sus primeros pasos en el área de las ciencias ya que permite manipular y comprender conceptos más técnicos como las densidades y su funcionamiento, hasta profundizar tanto como su interés necesite y llegar, si lo desean, hasta las moléculas en sus composiciones y comportamientos 😉

Es una actividad muy sencilla y rápida de preparar, por lo que puedes hacerla en cualquiera de esos ratitos muertos durante el día, sin necesidad de mucho jaleo 😉 La peque te muestra cómo lo hicimos en casa:

Materiales

  • Agua
  • Colorante alimentario
  • Aceite de girasol
  • Pastillas del antiácido efervescente “Alka Seltzer” (Probamos con otros medicamentos también efervescentes pero la intensidad era demasiada y no salía tan bien)
  • Un recipiente para la mezcla

DIY: Lampara de lava casera

Paso 1: Teñimos el agua

DIY: Lampara de lava casera

Paso 2: Vertemos en el recipiente el agua teñida

DIY: Lampara de lava casera

Paso 3: Introducimos el aceite

DIY: Lampara de lava casera

Paso 4: Dejamos reposar unos minutos

Paso 5: Introducimos un trozo de pastilla (mejor que entera) y repetimos tantas veces como queramos 😉

DIY: Lampara de lava casera

Paso 6: Disfrutamos del resultado

DIY: Lampara de lava casera

Cómo ves, una actividad sencilla pero resultona 😛 Ella disfrutó mucho del procedimiento y la preparación aunque el resultado le dio más bien igual, que llegado ese punto ya sólo quería echar una pastilla tras otra XD

Lo que me recuerda una vez más, la importancia que en realidad tiene el proceso frente al objetivo final, en el cuál los adultos solemos centrar nuestra atención.

Aish… si es que nos enseñan tanto cada día, ¿Verdad? 😀

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

 

facebookpinterest
5 recursos para acompañar a los niños a dormir

5 recursos para acompañar a los niños a dormir

El sueño, junto al hambre y el cansancio, suelen ser los detonantes más habituales por los que el comportamiento de los pequeños se ve condicionado y alterado: su cerebro racional en pleno desarrollo queda práctica o totalmente eclipsado por su cerebro emocional y cualquier insignificante acontecimiento puede convertirse en todo un drama para ellos, uno tras otro y vuelta a empezar.

Seguro que te suena esa escena en que “se ha pasado de rosca”, en que sabes que lo que necesita es dormir pero inexplicablemente no hay manera de que duerma y es que parece que, cuanto más sueño tiene más le cuesta relajarse. Es un bucle agotador para toda la familia que a veces parece convertirse en un callejón sin salida por el que, seguramente todos, hemos pasado alguna vez. Pero pasamos, sobrevivimos como mejor podemos y cuando todo acaba frente a nuestro alivio y casi incredulidad sólo podemos pensar en que esto no puede volver a pasar… si es que quedan fuerzas para pensar en algo, ¿no?

Por eso, en ese aspecto, nuestro principio más fundamental en casa es respetar su sueño tanto como sea posible. Sin horarios, sin expectativas… Noa siempre ha dormido cuando y cuánto ha necesitado ya que tratamos de interferir lo mínimo para propiciar así su autorregulación. De este modo, pienso que ha llegado a crear sus propios ciclos y ha aprendido a conocer y escuchar su cuerpo, para echarse a dormir cuando tiene sueño.

Solo con esto creo que hemos evitado muchos conflictos a la hora de dormir, pero la realidad es que no siempre se dan las condiciones y el entorno adecuado para llevarlo a cabo o simplemente hay días en que, por algún motivo, pasa su hora y ella cada vez está más revolucionada. Situaciones en las que además de tirar de mucha empatía e infinita paciencia, nos toca poner a prueba todos los recursos conocidos y por inventar para tratar de ayudar a que vuelva a la calma y logre conciliar ese sueño que tanto está necesitando.

Por ello, hoy quiero contarte los cinco recursos más habituales que utilizamos en casa para bajar revoluciones. No tienen por qué ser los únicos, los más originales o infalibles, sobre todo teniendo en cuenta que cada niño es único y lo que con unos funciona, con otros puede ser un fracaso absoluto… Pero como nunca se sabe, aquí te dejo unas cuantas ideas por si pudieran servirte un día 😉

UN BAÑO CALENTITO

Un recurso tradicional, no por casualidad es una práctica que en muchas casas ya forma parte de la rutina noctura. En nuestro caso no tenemos hora concreta para el baño y a pesar de que no “le toque” o inlcuso ya se haya bañado durante el día le ofrecemos la oportunidad de estar un rato en la bañera. Sólo el sonido del agua al caer ya puede resultar relajante, si sumamos además un rato de juego y el agua calentita arropando su cuerpo… a veces pasa incluso que no da tiempo a poner el pijama y se duerme hasta con la toalla puesta.

UN CUENTO, DOS CUENTOS, TRES CUENTOS…

Otro habitual en muchas familias con peques a la hora de dormir. A casi todos los niños (¿todos?) les encanta que les contemos historias y leamos cuentos. Además este recurso favorece la adquisición de lenguaje, fomenta la imaginación (que no tiene por qué ser fantasía) y fortalece el vínculo entre adulto y pequeño. Noa suele aparecer con una montaña enorme de cuentos, lista para ir a la cama… El último reto del día: llegar a un acuerdo en cuántos vamos a contar antes de dormir XD

MASAJES Y CARICIAS RELAJANTES

El contacto físico es muy importante y la hora de dormir suele propiciar un buen momento para ello. Además los masajes no solo son beneficiosos desde bien pequeños sino que ayudan a crear un importante vínculo de amor y… ¿Quién no se relaja mientras unas manos amorosas y protectoras le masajean o acarician en mitad de la calma? 😉

UN RECORRIDO POR NUESTRO DÍA

Esto es algo que en concreto a Noa le suele gustar bastante por lo que siempre suele estar dispuesta a parar y escuchar de manera concentrada y relajada un relato lo más detallado posible de todo lo que hemos hecho desde que nos hemos levantado hasta que hemos llegado a la cama. Si hemos estado juntas, además le ayuda a hacer un repaso del día y sus acontecimientos, de manera que trabaja la memoria a la vez que le ayuda con el lenguaje y el orden de los sucesos. Si no he estado con ella, le cuento mi día y así nos sentimos más conectadas además de favorecer su imaginación y de relajarse conforme transcurre la narración.

UN PEQUEÑO JUEGO INFANTIL MINDFULNESS

Este es otro de los preferidos de Noa. Como sabrás, el mindfulness (a grandes rasgos) trata de centrarse en el momento presente y este juego, además de ello, trabaja la conciencia corporal y por supuesto, la relajación. Es tan sencillo como que el pequeño cierre los ojos y trate de concentrarse para sentir qué parte del cuerpo va a tocarle el adulto que le acompaña y así poder nombrarla. No tiene más, pero lo tiene todo para triunfar no sólo como recurso relajante sino como actividad con los peques 😉

Estas son nuestras cinco técnicas habituales pero seguro que hay muchas más que merecen estar en la lista ¿Nos cuentas la tuya? 😛

¡Si te ha gustado, compártelo!

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

 

facebookpinterest
Actividades infantiles con hielo

Dos actividades para jugar y aprender con hielo

Hay que reconocer que el verano da mucho juego, y es que no solo permite sino que invita a integrar el agua en un montón de actividades infantiles, que sí, bien podrían hacerse en otra época del año con un poco más de cuidado… pero seamos sinceros, la despreocupación de que el niño acabe empapado, cosa altamente probable XD, es un super punto para este época del año y además, con los termómetros marcando en lo más alto no hay cosa que apetezca mas, ¿no crees?

Pues con esa excusa, esta semana hemos estado trabajando con la versión más refrescante del agua… ¡el hielo! Así que hoy traigo dos actividades bien refrigeradas, estimulantes y divertidas con las que además se trabajan un montón de áreas de aprendizaje.

¡Ah! Y otro plus para que mole más… super sencillas y rápidas de preparar, vas a ver 😉

Actividad 1 – Rescatando animales en el hielo

Actividades infantiles con hielo

“Había una vez un océano inmenso en que vivían un montón de animales acuáticos, entre todos ellos había 6 amigos que nadaban y jugaban mucho juntos, eran un pingüino, un pulpo, una tortuga marina, un delfín, una manta-raya y una estrella de mar.

Un día nadaron muy, muy lejos… y aunque el agua les parecía algo más fría a lo que estaban acostumbrados les estaba gustando así que siguieron nadando más y más lejos.

De repente llegaron a un lugar en que hacía mucho, muchísimo frío… Tanto frío que ¡El agua comenzó a congelarse! Cada vez era más densa y les costaba más nadar, así que un poco asustados decidieron darse la vuelta para volver a sus aguas, donde se sentían más seguros. Pero hacía tanto frío que el mar acabó por congelarse y quedaron atrapados sin poder moverse, jugar ni nadar.

Estaban todos inmovilizados y sólo podían esperar a que alguien los ayudara a salir de aquellos bloques de hielo para poder volver a su mar y seguir nadando y disfrutando… ¿Quieres ser tu quién intente rescatarlos?”

Una historia parecida a esta improvisé para presentarle esta actividad. Esta vez utilicé las miniaturas temáticas de safari – océano, que son con las que estamos trabajando últimamente, pero bien podría haber utilizado cualquier otro tipo de figuras temáticas y/o cuento. Se me ocurre, por ejemplo, que es un ejercicio ideal para explicar la era de la glaciación… pero vamos ¡Imaginación al poder! 😛

Para preparar la actividad solo tienes que meter los animales en un recipiente con agua y congelarlos. En nuestro caso, añadí además un poco de colorante alimentario azul, que quedaba más molón XD

Como ves, pues, en primer lugar se trabaja el lenguaje y naturaleza, mediante la presentación y el reconocimiento de distintos elementos, como el nombre de los animales y medio natural.

Pero el punto fuerte de la actividad es a nivel ciencias experimentales, ya que el niño debe conseguir el deshielo probando y utilizando distintos medios a su disposición, en nuestro caso un pequeño destornillador para picar el hielo (Al que ella prestó atención cero XD), una botella con agua caliente y un recipiente con sal.

En el proceso de rescate, además se interioriza el hecho de que el hielo no es más que agua solidificada y pasa de un estado al otro dependiendo de las condiciones externas. Evidentemente, todo esto puede trabajarse en más o menos profundidad según la edad e intereses del pequeño 😉

La peque mostró mucho interés en la actividad y estuvo bastante rato rescatando uno por uno a todos los animales. Cada vez que lograba liberar a uno toda ella era plena satisfacción, lo dejaba a su lado y seguía concentrada en el rescate 😉

Actividades infantiles con hielo

Una vez todos los animales quedaron libres estuvo entretenida con ellos, ahora que ya podían jugar y nadar por el agua fresquita en que se había convertido el hielo, ella jugó a darles vida.

Actividades infantiles con hielo

Para reforzar los nombres de cada animal, improvisamos algunos juegos, un poco inspirados en la lección en 3 períodos, de Montessori: Yo le decía qué animal debía sacar del agua y ella lo sacaba. Como vi que los tenía claros, pasé a preguntarle el nombre de los animales que ella misma iba sacando, los tenía también dominados… así que por último le propuse un juego para trabajar el sentido estereognóstico (reconocer formas a través del tacto, sin utilizar la vista): cerrar los ojos hasta encontrar en el agua alguno de los animales y tratar de adivinar cuál era… pero eso de no mirar le cuesta más a la tramposilla jejeje

Actividades infantiles con hielo

No hace falta que diga, pero lo digo XD, que esta resulta también una actividad que favorece la motricidad fina a la vez que ofrece una experiencia sensorial muy interesante debido a los cambios de temperatura y texturas 😛

Actividades infantiles con hielo

Actividad 2 – Pintando con hielo

Pintar con niños siempre es un buen plan, y si encima lo hacemos a lo grande y con hielo… ¡para qué vamos a pedir más! 😛

Para preparar la actividad utilicé unos moldes de hielo redondos en los que introduje agua con colorante alimentario y un palillo para evitar que la peque se helara las manos al pintar. Al congelador y listos 😉

Decidí utilizar solo 3 colores, los primarios, para así dar la oportunidad de experimentar la creación de nuevos colores a partir de los básicos. Por tanto, esta es una actividad no sólo enfocada al arte y a la experiencia sensorial sino también a las ciencias… si es que, cuando los aprendizajes son tan vivenciales, no se pueden (ni deben) aislar 😛

Actividades infantiles con hielo

Puse un mantel impermeable en el suelo y encima de él papel para pintar. ¡Todo listo para comenzar! Pero antes, la peque tenía que comprobar que aquello con pinta tan apetitosa realmente no eran ricos helados sino agua como la mami decía… vale, sí, es solo agua… podemos continuar XDActividades infantiles con hielo

Pintar sobre papel siempre es una actividad chula…

Pero reconozco que fue mucho más molón (para las dos XD) descubrir las mezclas de color que se hacían entre las gotas al pintar sobre el mantel blanco. Una muestra evidente, super estimulante y atractiva de como se crean nuevos colores. Dime tú si no es guay… 😛

Como ves, dos sencillas y fructíferas actividades para las que los peques seguro están más que dispuestos… y ahora que se acercan las vacaciones de verano, es posible que te salven de alguna tarde de aburrimiento, no? 😉 ¡Que por ideas no sea!

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest