5 CONSEJOS BLW

BLW: 5 consejos para ceder el control a tu hij@

No faltan por la red artículos, consejos y recomendaciones orientados a conseguir que los peques coman lo que se supone que deben comer, lo que dice el pediatra o lo que esperan las abuelas y los papis.

Estoy segura de que la mayoría de personas que acuden a dichos consejos buscan solución a sus preocupaciones en cuanto a la alimentación de sus hij@s, sin embargo podemos enfocarlo de manera distinta: tal vez deberíamos despreocuparnos un poco más de cuanto comen o dejan de comer y dejar de intentar controlar y manipular su apetito. Además, esto es aplicable tanto si tu hij@ come papillas como si practica Baby Led Weaning, no solo eso sino que es aplicable durante toda la infancia.

Los siguientes consejos, por lo tanto, no da consejos para hacer que tu hij@ coma más o menos, sino que pretende conseguir, con pequeños y sencillos trucos, respetar a tu bebé sin frustraciones ni desesperación de por medio. Simplemente dejando fluir su naturaleza y dejándote llevar por quién más sabe acerca de las necesidades de tu bebé: tu bebé.

  • 1 – EVITA LAS EXPECTATIVAS: Tenerlas posiblemente te llevará a la frustración si, por el motivo que sea, tu bebé no coma tanto (o tan poco) como tu habías previsto. Recuerda que nadie mejor que tu hij@ sabe lo que necesita.
  • 2 – OFRÉCELE COMIDA SANA Y VARIADA: Evita la comida insana (aquí tienes una lista muestra de lo que Julio Basulto considera alimentación no saludable) y ofrécele alimentos sanos y equilibrados a lo largo del día, mejor aún si son de distintos grupos alimenticios para dar lugar a una autorregulación real. También es una buena idea dejar a su alcance pequeños snacks variados para que pueda acceder a ellos de manera autónoma sin depender de un adulto que se los ofrezca continuamente. Sea como sea, lo más importante es respetar el qué, el cuando y el cuanto le apetece sabiendo que las alternativas son saludables, de ese modo apartamos nuestro temor a que siempre escoja “lo malo” (un donete, por ejemplo) y tenemos la certeza de que escoja lo que escoja, un plátano, un trozo de pan o un trozo de queso por ejemplo, serán opciones sanas. Del equilibrio ya se encargará él 😉
  • 3 – ADECÚA LAS RACIONES: A veces la frustración viene porque siempre tenemos que tirar comida de su plato y el mensaje que nos llega es que no ha comido lo que debería, pero en realidad lo que debería comer no tiene por qué coincidir con lo que nosotros le hemos puesto. Si vemos que esta situación se repite habitualmente, lo mejor será llenar menos su plato y así sucesivamente hasta adecuar la ración a su verdadera necesidad. En cualquier caso, si nos fuera demasiado poco, siempre habrá tiempo de repetir cuando pida más. Es una simple cuestión psicológica: si tiramos comida del plato nos parece que “no ha comido nada” y si tenemos que echarle más el mensaje que nos llega es que está comiendo bastante, a pesar de que probablemente en ambos casos esté comiendo la misma cantidad y la única variable sea quién le ha servido el plato.
  • 4 – NO LE COMPARES: El mundo de la crianza está repleta de comparaciones innecesarias y contraproducentes que no llevan a nada. Tampoco son convenientes en cuanto a la alimentación. Lo que necesita un bebé nutricionalmente hablando puede distar mucho de lo que necesita otro… ¡incluso cuando son gemelos! Así que lo mejor es confiar en ellos y dejar las comparaciones a un lado.
  • 5 – IMAGINA QUE ES UN INVITADO: Personalmente, encuentro super efectiva (no sólo en el campo de la alimentación sino en el de la crianza en general) la técnica de imaginar que tu peque es un adulto y tratarlo del mismo modo que lo haríamos si así fuera. Si no castigarías a tu marido, no le castigues a él. Si no obligarías a un invitado a acabarse la comida antes de levantarse de la mesa, ¿por qué sí hacerlo con los niños? No debemos olvidar que, aunque pequeñas, son igualmente personas y merecen el mismo respeto.

A continuación te dejo una infografía resumen para que puedas recordar siempre que quieras y de un simple vistazo estas 5 sencillas técnicas para ceder el control a tu hijo a la hora de comer sin perder la cordura en el camino 😉

TIPS BLW CONTROL

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 2 =