Archivo de la categoría: Infografías

35 alimentos no lácteos ricos en calcio

35 Alimentos no lácteos ricos en calcio

En casa tomamos lácteos. Sabemos sin embargo del extenso debate que en torno a estos alimentos se genera, sobre todo en cuanto a beber leche, algo tan común y tradicional en nuestra sociedad. En cuanto a este tema, tratamos de informarnos y como no acabamos de posicionarnos de un lado u otro (ni ponemos en un altar a la leche ni la demonizamos como si veneno fuera), de momento nos mantenemos neutrales y sí, tomamos lácteos aunque tratamos de que no sea en exceso (básicamente por que cualquier cosa en exceso suele conllevar también contraindicaciones).

No hablaré de los pros y los contras de tomar lácteos, por que la red está llena ya de artículos relacionados con el tema y que seguro aportan mayor y mejor información que la que yo (sin ser nutricionista ni entendida en la materia) podría daros.

Lo que si es cierto, es que la mayoría de la población tenemos claro que la leche (y sus derivados) está directamente asociada a su alta aportación en calcio, y así es. Pero lo que muchos desconocemos (o ni nos paramos a pensar) es que la leche no es ni la única ni la mejor fuente de calcio, y que sin ir muy lejos, en nuestro mercado habitual podemos encontrar alimentos no solo con mayor aporte de calcio si no cuya composición favorece además su absorción.

Pues bien, hoy traigo esta infografía con una pequeña selección de alimentos no lácteos pero igualmente ricos en calcio, algunos tienen más que la leche, yogures o quesos y otros algo menos… sea como sea están en la lista por su considerable aportación de este mineral y siempre resulta interesante disponer de información que nos ayude a elaborar menús más equilibrados, ¿no es cierto?

Último dato 🙂 : Del mismo modo que los alimentos ricos en hierro, conviene combinarlos con Vitamina C ya que ello favorece en gran medida su absorción.

alimentos-ricos-en-calcio

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest
montessori-periodos-sensibles

Montessori y los periodos sensibles

Tu peque ha descubierto como subir y bajar un escalón (o como abrir un cajón y sacar el contenido… o como encender y apagar la luz con un interruptor… o, en fin, cualquier actividad a su alcance en el día a día) y ahora se pasa el día intentándolo una y otra vez ¿Alguna vez te has preguntado por que últimamente esa actividad (la que sea) se ha convertido en su obsesión?

Es más que probable que la respuesta sea que se encuentra en un período sensible, también conocido como “ventana de oportunidad“, pero ¿qué significa esto exactamente?

Antes de hablar de estas etapas identificadas por Maria Montessori, conviene contextualizar: Para ella, el cerebro en la infancia (desde el nacimiento hasta los 6 años), es como una esponja que absorbe todo comportamiento, sentimiento y característica de su entorno adquiriendo así sus propias cualidades y personalidad que acompañará al pequeño durante su vida. Es lo que describió como “La mente absorbente“.

En este primer plano de desarrollo (la infancia) es donde a través de la observación Maria Montessori identificó ciertos períodos en que los niños, guiados por su naturaleza y con una pasión irresistible, seleccionan de su entorno, aquellas experiencias que les llevarán a adquirir una cierta habilidad o característica en un momento determinado de su desarrollo.

Dicho de otro modo: Es su manera más natural y espontánea de aprender. No solo eso, si no que además es también la forma más sencilla, ya que estos períodos se caracterizan por la facilidad de adquisición de habilidades.

Habilidades que, una vez pasada esta “ventana de oportunidad“, podrán adquirir con el tiempo pero nunca con la misma facilidad. Un claro ejemplo de esto es la capacidad para aprender idiomas que tienen los pequeños en comparación con la mayoría de los adultos.

Los periodos sensitivos son puntos sensibles que atraen a los niños a involucrarse intensamente en lo que les interesa; por ello necesitan trabajar a su propio ritmo, sin horarios, a través de la actividad, mediante la cual se construye su inteligencia, y necesitan la repetición continua” 

Maria Montessori 

Estos periodos sensibles son pasajeros y desaparecen pasado un tiempo, sin importar si la capacidad por la que mostraba interés en dicha etapa ha sido adquirida o no, de hecho uno de los motivos por los que un periodo sensible puede desaparecer es precisamente un ambiente pobre en estímulos relacionados.

Es por ello que en las escuelas Montessori tratan de aprovechar estas oportunidades que surgen de manera natural, otorgando al niño libertad para seleccionar de manera individual las actividades que en cada momento despiertan su interés.

¿Y en casa? En cuanto al ámbito familiar, la mejor manera de descubrir si tu peque está pasando por uno de esos períodos sensibles es tratar de intervenir en sus actividades lo menos posible, observarlo y una vez reconozcas lo que en esa etapa está trabajando (lo reconocerás) le facilites materiales y actividades para que pueda sacar el máximo provecho de esas fases pasajeras y tan altamente fructíferas.

A través de su trabajo, Maria Montessori identificó periodos sensibles relacionados con distintas áreas de aprendizaje y a través de la observación nos dejó una aproximación de las edades en que suelen darse. He reunido esta información en una infografía que te dejo a continuación para que de un solo vistazo puedas hacerte una idea.

No olvides, sin embargo, que cada peque tiene sus propios periodos sensibles por lo que, como reza una de las más famosas frases de la educadora Montessori: Sigue al niño 🙂

periodos-sensibles-montessori

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest
5 CONSEJOS BLW

BLW: 5 consejos para ceder el control a tu hij@

No faltan por la red artículos, consejos y recomendaciones orientados a conseguir que los peques coman lo que se supone que deben comer, lo que dice el pediatra o lo que esperan las abuelas y los papis.

Estoy segura de que la mayoría de personas que acuden a dichos consejos buscan solución a sus preocupaciones en cuanto a la alimentación de sus hij@s, sin embargo podemos enfocarlo de manera distinta: tal vez deberíamos despreocuparnos un poco más de cuanto comen o dejan de comer y dejar de intentar controlar y manipular su apetito. Además, esto es aplicable tanto si tu hij@ come papillas como si practica Baby Led Weaning, no solo eso sino que es aplicable durante toda la infancia.

Los siguientes consejos, por lo tanto, no da consejos para hacer que tu hij@ coma más o menos, sino que pretende conseguir, con pequeños y sencillos trucos, respetar a tu bebé sin frustraciones ni desesperación de por medio. Simplemente dejando fluir su naturaleza y dejándote llevar por quién más sabe acerca de las necesidades de tu bebé: tu bebé.

  • 1 – EVITA LAS EXPECTATIVAS: Tenerlas posiblemente te llevará a la frustración si, por el motivo que sea, tu bebé no coma tanto (o tan poco) como tu habías previsto. Recuerda que nadie mejor que tu hij@ sabe lo que necesita.
  • 2 – OFRÉCELE COMIDA SANA Y VARIADA: Evita la comida insana (aquí tienes una lista muestra de lo que Julio Basulto considera alimentación no saludable) y ofrécele alimentos sanos y equilibrados a lo largo del día, mejor aún si son de distintos grupos alimenticios para dar lugar a una autorregulación real. También es una buena idea dejar a su alcance pequeños snacks variados para que pueda acceder a ellos de manera autónoma sin depender de un adulto que se los ofrezca continuamente. Sea como sea, lo más importante es respetar el qué, el cuando y el cuanto le apetece sabiendo que las alternativas son saludables, de ese modo apartamos nuestro temor a que siempre escoja “lo malo” (un donete, por ejemplo) y tenemos la certeza de que escoja lo que escoja, un plátano, un trozo de pan o un trozo de queso por ejemplo, serán opciones sanas. Del equilibrio ya se encargará él 😉
  • 3 – ADECÚA LAS RACIONES: A veces la frustración viene porque siempre tenemos que tirar comida de su plato y el mensaje que nos llega es que no ha comido lo que debería, pero en realidad lo que debería comer no tiene por qué coincidir con lo que nosotros le hemos puesto. Si vemos que esta situación se repite habitualmente, lo mejor será llenar menos su plato y así sucesivamente hasta adecuar la ración a su verdadera necesidad. En cualquier caso, si nos fuera demasiado poco, siempre habrá tiempo de repetir cuando pida más. Es una simple cuestión psicológica: si tiramos comida del plato nos parece que “no ha comido nada” y si tenemos que echarle más el mensaje que nos llega es que está comiendo bastante, a pesar de que probablemente en ambos casos esté comiendo la misma cantidad y la única variable sea quién le ha servido el plato.
  • 4 – NO LE COMPARES: El mundo de la crianza está repleta de comparaciones innecesarias y contraproducentes que no llevan a nada. Tampoco son convenientes en cuanto a la alimentación. Lo que necesita un bebé nutricionalmente hablando puede distar mucho de lo que necesita otro… ¡incluso cuando son gemelos! Así que lo mejor es confiar en ellos y dejar las comparaciones a un lado.
  • 5 – IMAGINA QUE ES UN INVITADO: Personalmente, encuentro super efectiva (no sólo en el campo de la alimentación sino en el de la crianza en general) la técnica de imaginar que tu peque es un adulto y tratarlo del mismo modo que lo haríamos si así fuera. Si no castigarías a tu marido, no le castigues a él. Si no obligarías a un invitado a acabarse la comida antes de levantarse de la mesa, ¿por qué sí hacerlo con los niños? No debemos olvidar que, aunque pequeñas, son igualmente personas y merecen el mismo respeto.

A continuación te dejo una infografía resumen para que puedas recordar siempre que quieras y de un simple vistazo estas 5 sencillas técnicas para ceder el control a tu hijo a la hora de comer sin perder la cordura en el camino 😉

TIPS BLW CONTROL

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest

Alimentos ricos en hierro

Una de las cosas que más suele preocupar acerca de la alimentación complementaria de los peques es el tema relacionado con el hierro. Esto es porque a partir de los 6 meses, la reserva de hierro que el bebé tiene desde su nacimiento comienza a agotarse, sin embargo no debes alarmarte por este dato ya que es aproximado y evidentemente dicha reserva no se agotará de un día para otro.

Así pues, a partir de los 6 meses lo recomendado es priorizar la introducción de alimentos ricos en hierro para evitar niveles bajos que podrían conducir a una anemia. No obstante recuerda que lo recomendable desde los seis meses hasta cumplir el primer año cómo mínimo, es continuar con lactancia materna o artificial a demanda, dándole a ésta prioridad sobre la alimentación complementaria.

Hoy traigo una infografía con los alimentos más comunes de nuestra cocina que más hierro contienen con el objetivo de facilitarte la consulta siempre que lo necesites… espero que te sea de ayuda 🙂

INFOGRAFIA HIERRO

facebookpinterest

Alimentos a evitar entre 1 y 3 años

Lo prometido es deuda, aquí la infografía de los alimentos que conviene evitar entre 1 y 3 años.

Visual y concisa como la anterior (alimentos a evitar durante el primer año)… espero que igual de útil 🙂

blw-1-3años

 

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest

Alimentos a evitar durante el primer año

No hace falta que me extienda, lo que traigo es un resumen de los alimentos que conviene evitar durante el primer año, algo que interesa tener a mano y cuanto más visual mejor, ¿no?

Si tu bebé ya ha cumplido el año o está a punto de hacerlo, también puede interesarte la infografía de los alimentos a evitar entre 1 y 3 años.

Espero te sea de utilidad 🙂
blw-tips

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest