Archivo de la categoría: Salud y nutrición

Baby Led Weaning: Los puntos clave

Baby Led Weaning: Los puntos clave

Lo confieso: Soy una fiel defensora del Baby Led Weaning (BLW)! Ya antes de plantearme si quiera ser madre, ya antes de conocer su existencia lo era sin saberlo. Y es que como alguien que desde el minuto 1 de vida ha sido “mal comedora” que soy, no podría ser de otro modo.

Aunque en casa nunca fueron muy participes de obligarme, fuera de casa era otro cantar: si iba a casa de familiares siempre era el centro de atención a la hora de la comida y siempre para mal por que no comía lo que había, por que no comía nada o por que tenían que prepararme una comida a parte. Del colegio mejor ni hablar… siempre castigada por no acabar el plato. Incluso en mis primeros años tengo vagos recuerdos de estar atada a una silla mientras una profesora intentaba alimentarme en contra de mi voluntad.

Toda mi experiencia ha hecho que siempre odiara la visión de un niño al que están obligando a comer, no me parece nada lógico tratar a los pequeños de esa manera. Siempre he defendido que tengan derecho a que algo no les guste…

Y ¡Chas! Apareció ante mi el método perfecto para aplicar con nuestra hija: En casa practicamos BLW desde que Noa tenía 6 meses y por el momento (ahora cumple un año) no podemos estar más contentos y orgullosos 🙂

Para quienes no conocéis el método se trata básicamente de respetar el apetito del bebé, sus gustos y tratar de darle independencia a la hora de comer. Otro detalle muy importante: Confiar en su instinto.

Además el método introduce la alimentación complementaria directamente en forma de sólidos y no en papillas aunque también hay quién práctica el BLW mixto (sólidos y papillas). Sea como sea, y aunque lo que llaman “puro BLW” es con trozos, para mi lo más importante e interesante de hacer Baby Led Weaning son los puntos comentados en el párrafo anterior y no concretamente si le das trozos, machacado o papillas.

A continuación voy a tratar de resumir un poco el método basándome en toda la información que he ido obteniendo en estos meses y complementarlo con mi experiencia. Si te interesa conocer más a fondo el método, te invito a que conozcas nuestro curso online “Baby Led Weaning”. 

BABY LED WEANING – TEN EN CUENTA:

CUANDO COMENZAR

Se recomienda la lactancia materna o con leche de fórmula exclusiva hasta mínimo Woman with a question mark above her headlos 6 meses, a partir de ahí puede comenzarse a ofrecer la alimentación complementaria siempre que el bebé cumpla los requisitos: 

1. Se mantenga sentado correctamente. 

2. Haya perdido el reflejo de extrusión

Si a pesar de haber cumplido 6 meses no cumple los requisitos, habrá que esperar para poder comenzar con seguridad. 

Una vez iniciado, lo ideal es ofrecerle comida siempre que la familia coma, piensa que cuantas más ocasiones tenga para practicar más avanzará con sus habilidades. Ten en cuenta sin embargo, que cuando lo/a sientes a comer no debe tener sueño ni hambre y debes evitar distracciones que puedan hacer que se desconcentre de esa tarea que sobretodo en estos primeros meses necesita de su total atención. 

 INTRODUCCIÓN DE ALIMENTOS

La introducción de los alimentos debe ser de forma gradual para poder detectar posibles alergias. Se recomienda dar por introducido un alimento cuando ha sido ingerido 3 días distintos, sin importar si son o no consecutivos. Otra medida de seguridad es no dar un alimento nuevo a partir de las 5 o 6 de la tarde (aproximadamente) ya que si la alergia aparece durante la noche, puede pasar desapercibida. 

En lineas generales se entiende que los bebés pueden comer prácticamente de todo, pero hay una serie de alimentos que conviene evitar por lo menos hasta el año. A continuación os dejo una imagen que define esto de modo sencillo y visual. En cuanto a los alimentos más alérgenos pero no prohibidos lo ideal es informarse de la manera adecuada de introducirlos. 

blw-tips

DIETA DIARIA

dietaequilibradaTrata de ofrecer una dieta equilibrada y pon alimentos sanos a su alcance tanto durante el día como en un mismo menú. Ofrécele a largo del día y confía en que comerá lo que necesite y cuánto necesite en cada momento.

Recuerda que los sólidos o papillas son alimentación complementaria. Esto significa que siempre debe ofrecerse la leche con anterioridad a la comida, ya sea lactancia materna o de fórmula. Esto se aplica como mínimo hasta el año.

Ten en cuenta que como tú, tiene sus propios gustos. Si no se come algo de lo que le pones, prueba a ofrecérselo otro día, puede que tras varios intentos descubras que realmente no le gusta o que simplemente ese día no le apetecía eso en concreto. 

CÓMO OFRECER LOS TROZOS

Palitos-zanahoria

Habitualmente se recomienda que los trozos que se le ofrezcan se corten en forma de palito siempre que sea posible. En cuanto al tamaño lo ideal es que sea más grande que su puño, de manera que lo pueda sostener por un lado y comer lo que sobresale.

Para los alimentos pequeños cómo puede ser el arroz, los guisantes y el maíz entre otros hará falta esperar a que adquiera la habilidad necesaria para hacer la pinza y poder cogerlos.

Hay comidas que se hacen algo más complicadas de ofrecer en forma de palito, bajo mi experiencia lo esencial es que sean trozos suficientemente grandes para que pueda gestionarlos y experimentar, mordisquearlos y si le gusta y apetece, por qué no, devorarlos 😉

SEGURIDAD: ARCADAS Y ATRAGANTAMIENTOS

cruz-roja

Este es uno de los temas que más preocupa a papis y mamis antes de comenzar con la alimentación complementaria y no sin razón. Pienso que la clave de iniciar el método con tranquilidad es empaparse de todo conocimiento y conocer las situaciones que pueden darse para saber como actuar.

La norma de seguridad número uno es: NUNCA DEJAR SOLO/A A UN NIÑO/A MIENTRAS COME.

Es necesario mencionar que, por muy desagradable que se nos haga ver a nuestros peques sufriendo arcadas no son signo de atragantamiento, más bien es un reflejo de defensa que los protegen de dicho peligro. Los niños/as tienen este reflejo en una parte muy adelantada de la lengua y con el tiempo se les va retrocediendo, por lo tanto, sobretodo durante los primeros intentos es común que sientan arcadas e incluso que hagan algún vómito. No hay que alarmarse, es lo normal y además los protege. 

Me parece de vital importancia diferenciar cuando un niño se está ahogando y cuando solo está solventando un atragantamiento. Un niño que tose o tiene arcadas no significa que se esté ahogando. Un niño que se ahoga no puede emitir sonidos, va palideciendo y probablemente trata de gesticular de manera nerviosa. Y cómo se debe actuar en cada caso?

  • ATRAGANTAMIENTO: No hacer nada, confiar en que lo resolverá. No dar golpes en la espalda. No intentar sacar la comida de la boca con nuestros dedos, esto es importante por que queriendo hacer un bien podemos provocar un ahogo de algo que no lo estaba siendo. En la medida de lo posible, mantener la calma para que no se asuste. 
  • AHOGAMIENTO: Recomiendo acudir a algún taller de primeros auxilios o en su defecto ver videos de cómo actuar en estos casos. Aquí dejo uno de los que yo me repaso de vez en cuando: https://www.youtube.com/watch?v=SrSuzb9uOZY

PRACTICIDADES

7982397636000_PE126861_S5-1024x10241Si come en una trona, durante los primeros meses resulta más práctico dejar la comida en la misma bandeja en lugar de en un plato que puede resultar ser volador. Ya habrá tiempo de introducir los cubiertos y vajillas cuando lo/a veas preparado/a. 

Si todavía no tienes trona, te recomiendo la más sencilla que puedas encontrar. Yo tengo una con silla reclinable, funda acolchada, variación de alturas y todo lo que quieras….. pero resulta que la trona más básica de ikea además de barata hace que la tarea de limpiar después de cada comida (sí, eso es lo peor del método, lo admito) sea mucho menos tediosa. 

Si no quieres sentirte mal por el probable desperdicio de comida que va a haber durante los primeros meses, una opción es poner un mantel debajo para poder devolverle los trozos que tira. Esto puede servir también para ayudar en la limpieza posterior pero si además tienes mascota, estará encantada de ayudarte, te lo aseguro. 

En la medida de lo posible, evita compartir mesa con quién no comparta el método sobre todo durante los primeros meses, puede llegar a disminuir tu confianza y la de tu bebé y llevarte a discusiones, remordimientos y dolores de cabeza innecesarios. 

NUNCA LE OBLIGUES A COMER 

42Este es un punto muy importante, aunque bajo mi punto de vista es algo que siempre debería aplicarse se siga el método que se siga. Bajo ningún concepto obligues, presiones ni sobornes a tu hijo/a para que coma, respeta y confía en su apetito.

La seguridad del método se basa también en que cuando un niño toca, explora y ve el alimento que posteriormente va a llevarse a la boca lo va a gestionar mucho mejor dado que conoce sus características, textura y tamaño. Si eres tú quién le mete la comida en la boca este principio de seguridad se pasa por alto. Si lo que se le da no son trozos si no papillas o algún tipo de alimento que necesite cuchara, se le puede acercar para que sea el/a niño/a quién de el último paso de decidir si se lo lleva a la boca o no. 

Tampoco emplees la comida cómo premio ni castigo. Si lo haces, por ejemplo le dices que si no se come la verdura no comerá helado, inconscientemente le estás mandando el mensaje de que el helado es lo bueno y por lo tanto es probable que cada vez tenga más ganas de helado y menos de verdura.

BLW ES MÁS QUE ENSEÑAR A COMER

Si_Quiere_Mejorar_la_Dieta_de_sus_Hijos_de_el_EjemploEl objetivo principal del Baby Led Weaning, evidentemente es que adquiera unos buenos hábitos alimenticios y enseñarle a disfrutar comiendo, pero todo lo que conlleva el método hace que además de lo anterior se refuercen habilidades como la motricidad y las capacidades sensoriales. 

Por todo ello, no hay que desesperar si durante los primeros meses no se llevan nada a la boca y simplemente se dedican a jugar y a experimentar, pues forma parte del proceso y además les resulta super beneficioso en todos los sentidos. 

Habrá niños/as que coman un montón desde el primer día y otros que tarden más en notarse los avances. Se trata de seguir el ritmo de cada uno/a. Al fin y al cabo, ese es uno de los fundamentos esenciales de esta forma de alimentación.   

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

facebookpinterest

128_fumonas

El tabaco y los bebes

Siempre me he descrito cómo una persona poco extremista, me gusta el equilibrio y la flexibilidad. He de confesar, sin embargo, que al tratar un tema cómo el tabaquismo sale a relucir mi lado más radical. Por eso antes de continuar quiero aclarar que no es mi intención juzgar a las personas fumadoras si no poner a su alcance información sobre los riesgos en la convivencia con bebes, de manera que las decisiones tomadas, sea continuar fumando o intentar dejarlo, puedan tomarse de manera responsable y con total conocimiento.

No soy fumadora. Nunca lo he sido. Supongo que parte de mi radicalidad reside en la inexperiencia y la incomprensión del extraño placer que supone inhalar humo (junto a sus muchas sustancias tóxicas) para los fumadores.

Sí que comprendo por el contrario, la dificultad psíquica y física que conlleva dejar de fumar. Sea cómo sea, cada uno es libre de fumar o no y siempre que respete a su entorno, qué cada uno/a haga lo que le apetezca, al fin y al cabo cada cuál es dueño de su vida, no?

Repito: Cada cuál es dueño de su vida, no? Pues no. ¿Qué hay de la vida que crece dentro de una embarazada? ¿Qué hay de los primeros meses de vida de un bebé recién nacido? Ellos no deciden y sus vidas dependen de las decisiones de los adultos que les rodean, entre ellas fumar o no fumar… Y a estos bebés ¿Cómo les afecta?

FUMAR DURANTE EL EMBARAZO

De las primeras cosas que pregunta el médico a una recién embarazada es si es fumadora. En el caso de que así sea, va a recomendar que deje de hacerlo y ofrecerle ayuda para ello. Es evidente entonces que fumar es un peligro potencialmente grabe para el feto, pero exactamente a que se expone un bebé cuya madre no deja los cigarrillos?

Con cada cigarrillo el riego sanguíneo a través de la placenta disminuye durante unos 15 minutos, lo que aumenta el número de latidos fetales. El monóxido de carbono interfiere en el suministro de oxígeno al feto, que recibe un 40% menos del mismo, y la nicotina accede fácilmente a la placenta haciendo que los niveles de nicotina sean hasta un 15% superiores a los que experimenta el cuerpo de la madre. Esta combinación puede llevar consecuencias graves para el bebé (tanto antes cómo después de nacer), entre las que se encuentran:

  • Retraso del crecimiento fetal
  • Bajo peso al nacer (Cuanto más fuma la madre, mayor es la disminución)
  • Fallecimiento por desprendimiento de la placenta
  • Abortos espontáneos
  • Síndrome de la muerte súbita del lactante (SIDS)
  • Problemas de aprendizaje y comportamiento
  • Trastornos de hiperactividad y dificultades de concentración
  • Riesgo de obesidad
  • Tendencia a padecer alergias (Incluso afecta a varias generaciones)

Además, si la madre fuma más de un paquete diario, el riesgo de que el bebé se convierta en un futuro adicto al tabaco cuando sea mayor se duplica.

UN BUEN MOMENTO PARA DEJARLO

El centro oncológico de Heidelberg (Alemania) afirma que el 25% de los nacimientos de bebés fallecidos podrían evitarse si la embarazada dejara el tabaco antes de la semana 16 de gestación. Lo mismo ocurre con el 20% de casos de muerte súbita.

vida-tres-dejar-de-fumarFumar es un hábito complicado de dejar, no es facil se esté o no embarazada. Pero tal cómo indica la información anterior cuanto antes se abandone más se beneficia la salud del bebé.

Las ansias y la irritabilidad son muchas veces motivos por los que se decide posponer la decisión y así, excusa tras excusa nunca es el momento adecuado para llevar a cabo tal esfuerzo. Sin embargo, una mujer embarazada que conoce los peligros y la conveniencia de decir adiós al tabaco para su bebé probablemente tenga más motivaciones y por tanto más éxito en el intento: hay estudios que confirman que  aproximadamente un 40% de las mujeres fumadoras que intentan dejarlo durante el embarazo lo consiguen, esto es una tasa de éxito muy superior al de las no embarazadas que lo intentan.

FUMAR DURANTE LA LACTANCIA

En el caso de madres fumadoras es común pensar que no conviene practicar lactancia materna para no transmitir sustancias nocivas. Nada más lejos de la realidad.

Según diversos estudios, los hijos/as de madres fumadoras alimentados/as con lactancia artificial (leche de fórmula) tienen una mayor incidencia de enfermedades respiratorias agudas que los bebés cuyas madres fuman y sí practican la lactancia materna exclusiva.

Por lo tanto es preferible que una mujer fumadora alimente a su bebé mediante la lactancia materna en lugar de mediante artificial ya que al parecer la combinación del tabaco y la lactancia es menos dañina para el/la pequeño/a que la combinación del biberón más el hábito del tabaco.

COLECHO Y TABACO

La mayoría de personas tienen claro que los niños/as no deben ser expuestos al humo del tabaco ya que éste es principal causa de graves infecciones como son el asma, la neumonía, la bronquitis y la otitis media aguda (un 15% de los casos de asma en niños de entre 6 y 7 años es atribuido al tabaquismo paterno).

Pero los malos humos no sólo afectan de forma directa a los bebés si no que también lo hacen de forma indirecta: tendemos a pensar que saliendo al balcón a fumar, por ejemplo, estamos protegiendo al bebé pero si después lo cogemos en brazos le  estamos transmitiendo a través de la piel y las prendas sustancias nocivas que le afectan negativamente, es lo que se conoce cómo “humo de tercera mano”.

Ésto ocurre también cuando padres fumadores practican colecho, los bebés que duermen con padres fumadores presentan niveles de nicotina de hasta tres veces superiores a los que duermen en otra estancia, por tanto en ese caso no está recomendada su práctica ya que es un factor de riesgo estrechamente vinculado al síndrome de la muerte súbita del lactante.

ABANDONAR EL HÁBITO DE FUMAR

Cómo ya comentaba anteriormente, aún no siendo fumadora comprendo el esfuerzo que conlleva abandonar el tabaco. Comprendo la presión física y psicológica (sobre todo ésta) que implica.

Bajo el pretexto de que la ansiedad será más perjudicial para el bebé que el propio tabaco hay personas que descartan la idea desde el principio, pero hay muchos lugares y métodos dónde informarse y tratar de abandonar el tabaquismo si realmente se está motivado/a.

Nadie dice que será fácil, pero sí que valdrá la pena.

facebookpinterest